Muebles de cocina

¿Quieres renovar tu cocina en Sevilla? Estás de suerte, porque en Luarco te ayudamos a escoger los muebles perfectos para que tu cocina quede de catálogo.

Los muebles son la base de tu cocina, y para que puedas escoger sin equivocarte te hablamos de los materiales y acabados de los mismos.

¿Qué materiales me puedo encontrar a la hora de crear mi cocina?

Hay tantos tipos de materiales y acabados que es bastante probable que te dé una migraña. Por eso aquí te contamos la diferencia, para que puedas acertar sin problemas

  • Base de aglomerado. Compuesta de restos de maderas unidos con resinas o pegamentos. Es barata y presenta una gran variedad de texturas y colores. Sólo pueden ser lisos, sin marcos ni molduras. Asegúrate de que sea hidrófuga para que no se hinche por el agua.
  • Tableros de fibra prensada de densidad media, más caros que los de aglomerado pero también de más calidad. Encima de estos tableros va la laca, por lo que se pueden reparar con facilidad.
  • Tableros de madera maciza, hechos a partir de capas muy finas de madera maciza superpuestas. Son tan caros que algunos fabricantes ya ni los comercializan.
  • Madera rechapada o madera maciza. Natural, atemporal y elegante, un clásico en cualquir cocina. Si la madera es buena y tiene el tratamiento adecuado, será muy resistente.
  • PVC o polilaminados. Son folios de vinilo, y los puedes encontrar lisos o con imitación de otros materiales. Resisten mal al paso del tiempo, y los cambios extremos de temperatura pueden provocar que el vinilo se despegue.
  • Melaminas o laminados de baja presión. Son económicos y tienen una buena resistencia al desgaste. Sin embargo, los cantos pueden no resultar como esperabas.
  • Formica. Es una opción algo más cara, pero muy resistente al agua, al calor, golpes y ralladuras. El defecto es que sólo permiten superficies lisas.
  • Termoestructurados. Ideales si quieres que parezcan de madera sin serlo. La textura final es rugosa.
  • Muebles lacados. Se hacen con una base de tableros de densidad media. Cuanto mejor sea la laca, mejor será el mueble. Son poco resistentes, pero se pueden reparar con facilidad.
  • Muebles de aluminio. Es un material muy usado en las cocinas profesionales, pero es fácil de combinar con otros acabados más suaves.

En una cocina nueva también necesitarás una encimera para preparar tus mejores recetas. ¿Tienes claro qué material es el mejor para ti?

  • Madera: poner una madera como encimera puede servir para salir del paso pero no es recomendable ya que es un material demasiado sensible al agua y a los cambios de temperatura.
  • Formica: Lo mismo pasa con las encimeras laminadas (formica). Son baratas pero no son una alternativa ideal a largo plazo.
  • Cuarzo compacto: es duro, difícil de rayar y resistente al agua pero no a las altas temperaturas de recipientes calientes que salen del horno o fuego.
  • Granito: es uno de los clásicos, caro pero duradero. Podrás apoyar directamente los utensilios calientes sin problemas.
  • Mármol: vuelve a ser tendencia por su gran elegancia. En negativo: se raya con facilidad y pierde brillo con el tiempo.
  • Acero: las encimeras de acero son de lo mejor (y más caro) que hay en el mercado. No hay mancha, agua, calor o ácidos de uso común que puedan con este material.

¿Te animas a cocinar como toda una profesional?