Vestidores a medida

¿Sabías que los armarios y vestidores son imprescindibles para organizar, proteger y cuidar tu ropa? Sin embargo, no todos cumplimos el mismo patrón a la hora de ordenar, por lo que lo ideal son los vestidores a medida.

Estos vestidores se adaptan a ti, a tus gustos y a tu espacio disponible, por lo que son una solución ideal para cualquier circunstancia.

Aquí te mostramos las cinco ventajas principales de tener un vestidor a medida.

Cuando hablamos de mobiliario a medida, no sólo nos referimos a tus gustos, sino a los espacios en los que habitas. Estos muebles se adaptan a la perfección a tu hogar, aprovechando hasta el último milímetro de espacio.

Con un vestidor a medida conseguirás aprovechar hasta el último rincón de tu estancia.

Además, tu vestidor se adaptará a la perfección al estilo global de la vivienda. Es difícil encontrar muebles que conjunten con los ya existentes en tu hogar, sobre todo si has dejado pasar tiempo desde que los compraste.

El diseño de un armario a medida hará que todo encaje a la perfección.

La diferencia entre un vestidor y un armario es el tamaño. Al ser a medida, será personalizado, siendo tú la que decidas cuántos cajones, cuántas barras y cuántos estantes tendrá.

Olvídate de encontrar un armario que se ajuste a tus preferencias, y créalo con nuestra ayuda.

Los vestidores a medida comprados directamente al fabricante serán más baratos que uno ya fabricado, ya que no sólo podrás escoger materiales sino también los acabados.

Además, al venir directamente del fabricante, sin intermediarios, el precio se reduce aún más.

Elegir si el vestidor tiene puertas o no determinará no sólo su estilo, sino también su precio final. Es posible que un vestidor sin puertas exponga más la ropa, pero ¿es esto un problema?

Con un vestidor a medida la decisión final la tomas tú, asgurándote además de que los acabados concuerden con el resto.