Cómo amueblar una cocina pequeña

En Luarco somos conscientes de que no todo el mundo puede disponer de una gran cocina, y que a veces, se hace pequeño el almacenaje en este espacio. Este mes queremos compartir con vosotros algunos consejos para amueblar una cocina pequeña de forma funcional y acorde con vuestro estilo.

Consigue la mejor distribución.

La mejor distribución es aquella que aprovecha hasta el último rincón de la cocina para almacenar los utensilios propios de esta o alimentos sin que visualmente parezca recargada. Una de las mejores opciones para ello es el almacenaje abierto, es decir, puedes usar muebles con puertas y en la parte superior almacenar vajilla. Otra alternativa son las estanterías, las cuales son una forma muy útil de almacenar las especias o botes de conservas.

¡Elige los colores adecuados para tus muebles!

Es cierto que los colores vivos aportan vida al espacio, pero también pueden llegar a agobiar y empequeñecer el espacio. Por el contrario, el blanco o los colores claros son opciones que nunca fallan, ya que aportan luminosidad y amplitud visualmente.

Mobiliario y piezas auxiliares.

¡Incorpora mobiliario hasta en las paredes! Puedes colgar desde un especiero hasta una mini estantería en la pared. Es cierto que el mobiliario vertical también es bastante útil, ya que puedes aprovechar los rincones de la cocina para su colocación.

Electrodomésticos panelados.

¿Cuántas veces has entrado en tu cocina y el hecho de tener los electrodomésticos al descubierto ha roto la armonía visual del espacio? Para solucionar este “problema”, una estupenda opción es panelarlos del mismo color que los demás muebles de cocina.

¡No te olvides del orden!

Un factor esencial que influye en las cocinas pequeñas es el orden. Para ello es aconsejable tener la encimera siempre despejada, ¡y nada de elementos que entorpezcan el paso!

Deja un comentario